La peor compañera de la frivolidad es la inteligencia, porque opaca las veleidades que sólo satisfacen a la imbecibilidad. Por eso Macarena, la peculiar protagonista de Tiempos Inmundos, se ve condenada a la instisfacción... demasiado frívola para no entrar a menudo en el quirófano, demasiado inteligente como para no saberse una impostura... demasiado rica como para no comprarlo todo, demasiado sensata como para saber que el amor, al verdadero, no le cuelga una etiqueta, demasiado "bien" como para dar rienda suelta a sus instintos, demasiado cínica como para domeñarlos. Macaria sucumbe en su mundo de caprichos, opulencia y manipulación , y a lo largo de estas poco más de doscientas páginas nos muestra un hallazgo aterrador: que la gran diferencia entre pobres y ricos es que los pobres crecen que si tuvieran dinero serían felices... y los ricos saben que nunca lo serán.

Tiempos Inmundos

150,00$Precio